sin agallas, no hay gloria

¡Sin agallas, no hay gloria!

¿Existe el momento perfecto? Muchas veces las personas, se crean una idea errónea esperando que llegue el momento perfecto para poder hacer algo en la vida, pero la verdadera realidad es que el momento perfecto no existe, eso es una falacia que está arraigada en el temor y el miedo que existen en nuestro subconsciente. Ten en cuenta que las oportunidades llegan una sola vez en la vida y son exclusivas para cada uno de nosotros, no las debemos dejar pasar, debemos pelearlas. Sin agallas, no hay gloria, tenemos que estar despiertos ante cualquier oportunidad.

Las oportunidades tienden a esconderse detrás de las adversidades que solamente una persona capaz y valiente pueden verlas, hay que estar dispuestos a recibirlas y no solamente preparados, porque es más importante tener la disposición de lograr las cosas en la vida que estar preparados, podrás tener una maestría en cualquier carrera profesional, pero si no tienes la disposición de ejercerla no sirve de nada, en muchas ocasiones esperamos que todo nos caiga del cielo, pero las cosas así no funcionan, hay que lanzarse y arriesgarlo todo por nuestros objetivos y metas.

La vida es corta para vivirla como los demás quieren, el tiempo pasa pero trata de que no te pase solo pensando, el tiempo vuela y no espera; así que planifica y acciona. Si no funciona de una manera, rectifica y analiza lo que no funciono pero nunca pares de intentar hasta lograrlo, sigue avanzando, cada paso que des hoy te acercara más a la victoria.

Sal de la rutina y toma la aventura como parte de tu vida, sin temor a equivocarte, y si te equivocas no importa, si te caes te levantas con más fuerza, con el conocimiento que te queda, la experiencia es sabiduría. Nadie puede detenerte cuando posees seguridad, cuando sientes y tienes esa seguridad de que lograras todo lo que te propongas, no te derrumbes ni te des por vencido. Aunque te llenes de temor, no dejes que el temor y el miedo te sumerjan en un hoyo, al contrario tómalo como trampolín.

El temor muchas veces suele paralizar a algunas personas, pero a otras los fortalece a salir y luchar como un guerrero que busca la victoria en cada batalla que se le presenta. Confía en Dios, y deja que él te sane las heridas y te dará la corona gracias a tu fe, lo único que necesitas es levantarte y ponerte en movimiento, las cosas poco a poco van llegando, no te atrases, pero tampoco te quedes atrás.

El tiempo no esperara por ti, seguirá avanzando conforme a la voluntad de Dios, depende de ti quedar atascado en el castillo de la vergüenza o salir y ponerle pecho a la vida, a sacar la cara por tu futuro y dejar la pereza. Sin agallas, no hay gloria, no vivas esperando el momento perfecto, sal ya y lucha cada batalla, nada en esta vida es fácil pero con quejas y lamento las cosas no van a cambiar.

¿Qué te ha parecido esta reflexión? EMPRESASYPRODUCTOS.COM te invita a seguir leyendo sus reflexiones.

Te queremos recomendar esta otra reflexión: ¡Deja de procrastinar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *