levántate

¡Levántate!

En muchas ocasiones de la vida, se necesita tener un poco de frialdad, tanto como lo amerite la situación, pero debemos ser conscientes y ser razonables, porque existen momentos que por falta de cariño, nos abrimos y entregamos a otras personas más de lo debido y eso hace que las personas se aprovechen de esa necesidad que nosotros sentimos y terminen pisoteándonos y succionando toda tu energía y paz, simplemente porque un día los dejaste entrar en tu vida y ya no hayas como sacarlos; es cierto que es más fácil abrirnos y entregarlo todo por alguien que no lo valora ni un poco y para alejarnos de estos vampiros emocionales es algo que resulta más difícil de lo que creemos.

Se necesita sacar la fuerza de voluntad y temperamento, quizás pienses que en la vida perder es algo normal, a veces se gana y otras se aprende, pero ten en cuenta que nunca se pierde, se necesita sacar el carácter, la vida no es fácil, la vida en algunas circunstancias pega duro, pero no siempre tenemos que poner la mejilla o estar esquivando los golpes. Debemos agarrar el toro por los cuernos y enfrentar cualquier situación que la vida nos pone, no debemos mostrar debilidad ante nadie, porque cuando las personas te notan y te ven frágil quieren aprovecharse hasta donde tu se lo permitas, para alejar a estas personas deberás mostrar seguridad y firmeza.

Cuando abres tus sentimientos y te muestras como eres realmente ante una persona, estas por lo general se aprovechan de tus sentimientos, de tus carencias emocionales, te muestras como un blanco fácil, y se plantan en tu vida como semillas para absorberte todo hasta marchitarte.

Destapa el gigante que vive en ti

Tienes que ser fuerte y recordar en esos momentos de bajones la frase de motivación: ¡LEVÁNTATE!

Deja de ser débil y muestra carácter, no puedes echarte a morir y tocar fondo. Tú tienes una fuerza poderosa  que yace dentro de ti, muestra seguridad en todo lo que hagas, no te resignes a las adversidades de la vida, tomate una tregua y respira profundo, analiza todo lo que está pasando en tu vida y cuando lo hayas hecho Levántate. Sonríe aunque estés quebrado por dentro, y lleno de heridas, haz una firme oración ante Dios y pide su ayuda, entrégale todas tus preocupaciones y angustias y él hará cosas maravillosas en tu vida.

Se necesita fortaleza y firmeza para dejar de ser débil, Levántate y empieza de nuevo, deja de auto sabotearte, pelea por las bendiciones que Dios te ha otorgado. No permitas que nadie te las quite, utiliza la armadura que Dios te ha dado y enfrenta las adversidades, conquista cada batalla de la mano de Dios, no te detengas porque tu poder viene de adentro de tu ser, la fortaleza  viene del espíritu y la fe que tengas, pero tienes que mostrar las agallas y sonreírle al miedo, que se sorprenda de la fuerza y el valor que ahora posees, tienes una fuerza infinita y un poder que no se doblega, Dios y su ejército lucha a tu lado para que salgas adelante. Levántate y camina, da el paso aunque te estés muriendo de miedo, no tengas temor a equivocarte que todo lo que tú necesitas lo obtendrás tarde o temprano de la mano de Dios.

¿Qué te ha parecido esta reflexión? EMPRESASYPRODUCTOS.COM te invita a seguir navegando por su web para descubrir más reflexiones y otros temas empresariales.

Te queremos recomendar esta reflexión: ¡Deja de procrastinar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *