ventajas y desventajas de comprar por internet

Ventajas y desventajas de comprar por internet

Ir de compras es un pasatiempo muy popular para la mayoría de las personas. Pero comprar por internet  ya es parte de nueva vida cotidiana ya que podemos decir que los españoles están muy sensibilizados con la digitalización del mercado de consumo y desde luego ha ganado mucho terreno a la compra en locales físicos.

Además, si algo no podemos discutir es que a raíz de la pandemia del Covid, muchas personas se han puesto las pilas para ponerse al día con el uso de internet para comprar online alimentos, accesorios de cualquier género, además de servicios como seguros y viajes.

Los cambios de hábitos en la forma de comprar

Internet ha transformado varias áreas del mercado, y una de sus áreas más importantes es el comercio electrónico.

Como resultado, la venta online es cada vez más común y podemos comprar cualquier cosa online en cualquier momento y en cualquier lugar.

Podemos planificar vacaciones, comprar ropa, pedir comida a domicilio o reservar entradas para el teatro o el cine usando simplemente nuestro Smartphone mientras vemos la TV o estamos relajados en la terraza de una cafetería.

Es cierto que estos avances han cambiando los hábitos de consumo aunque no todo es tan bonito como queremos imaginarnos porque comprar online tiene también unos cuantos inconvenientes.

A continuación, te lo explicamos en detalles los pros y contras de la compra por internet.

Ventajas de las compras online

Son muchas las ventajas que facilitan la compra online y que nos benefician en muchas situaciones

1. Fácil y rápido de comprar

Comprar desde casa es sin duda una gran ventaja, sobre todo si queremos ahorrar tiempo. Solo tenemos que pensar en lo que necesitamos comprar y encontrar la página adecuada.

No solo en casa, cualquier momento es bueno, lo podemos hacer en la pausa del trabajo, durante la espera de ser atendido en cualquier tipo de consulta o un domingo por la tarde. Internet no tiene horario de acceso y eso facilita todo tipo de gestión online.

2. Precio

Una de las grandes ventajas de comprar varios artículos online es que los precios suelen ser más bajos. Podemos encontrar muchos artículos que serán más baratos que en una tienda física. Aunque no siempre es así ya que solemos olvidarnos de los gastos como coste de envío u otro.

Además, las empresas online ofrecen normalmente ofertas más competitivas y a nosotros, como consumidores, nos resulta más fácil comparar precios.

3. Fácil de pagar

En la actualidad, los métodos de pago para las compras online son cada vez más diversos y seguros. Además, el comprador podrá proceder de la forma más adecuada en cada caso.

Como norma general, los pagos se realizan mediante tarjeta de crédito o débito con el TPV virtual de un banco, por transferencia bancaria u otros sistemas de pago seguros como PayPal o Stripe Payments (Estos sistemas intervienen también el uso de tarjeta bancaria).

Otro método de pago que no todas las empresas aceptan es el contra reembolso. Este servicio evita que los compradores tengan que proporcionar sus datos bancarios pero el gran freno de ofrecer esta modalidad de pago en las tiendas online es el rechazo o no recepción del pedido lo que puede conllevar a gastos desagradables para la empresa.

4. Entrega a domicilio

¡Qué fácil nos resulta cuando las compras llegan a casa! ¿verdad? y no tenemos que ir a recogerlas. Comprar online nos ahorra la molestia de ir, por ejemplo, al supermercado. Es un trámite fácil con tu tienda de confianza y esperar el pedido en casa. Esta gran comodidad es seguramente uno de las grandes puntos fuertes de la compra online.

5. Variedades de productos y distribuidores, además de información

Podemos encontrar cualquier producto o servicio que necesitamos y no solo a nivel nacional pero también en cualquier parte del mundo y, además, encontraremos la información necesaria al respecto para comparar y tomar la decisión correcta de compra.

A todo eso, podemos sumar leyendo opiniones de otros usuarios con su propia experiencia de uso del artículo o servicio, además de la compra en ese negocio online.

Desventajas de las compras online

Por desgracia, comprar online no son solo beneficios. Nos encontraremos con puntos negativos que no podemos dejar de lado si no queremos tener un disgusto en esa experiencia de compra.

1. Desconfianza

Quizás el más grande inconveniente en la compra online. La desconfianza hacia las compras online puede manifestarse de diferentes maneras como la preocupación de si va a llegar a tiempo el pedido, si va a llegar en buen estado, si es realmente el producto igual al de la foto y la descripción de la web y como no, si es un pago seguro.

El pago seguro es sin duda algo muy importante en la compra online. Saber donde metemos nuestra tarjeta de débito o crédito es algo que no podemos descuidar sabiendo que por desgracia hay mucha estafa online. De ahí, la importancia de investigar a fondo la tienda online donde vamos a comprar. Nos fijaremos por ejemplo si la web tiene la certificación SSL (https://) un garantía de seguridad que nos proporciona esa web pero esto no es todo por eso tendrás que ser cauteloso y analizar a fondo esa web mirando el aviso legal para conocer la ubicación de esa empresa, además de buscar información de todo tipo como opiniones en Google. Lo más normal es que tenga Google My Business donde podrás ver las reseñas sobre ese negocio online. Si escasea información general es donde tendrás que desconfiar por completo de esa web.

Como ves, la desconfianza tiene muchas formas de interpretarse, pero está claro que una compra es segura si nos molestamos en analizar e investigar la web.

2. Problemas de envío o devolución

Cuando compramos online, el plazo de entrega no suele ser demasiado largo, pero puede puntualmente ser un inconveniente. El hecho de que el envío tarde demasiado podría causar alguna incidencia dependiendo de la urgencia de ello.

Al devolver un producto, se debe conservar el embalaje original. En ocasiones, una devolución de pedido puede suponer costes adicionales, ya que las devoluciones no siempre son totalmente gratuitas. Este apartado es conveniente averiguarlo antes de cerrar la compra.

3. No podemos tocar ni probar el artículo

A la hora de comprar online, tenemos que estar muy seguros porque no lo vemos hasta que lo recibimos.

Por ejemplo, en el caso de comprar ropa nos podemos encontrar con problemas de talla o simplemente que no coincide con lo que queríamos y ésto puede suponer una pérdida de tiempo y dinero si al final no nos sirve de nada. Siempre podremos recurrir a la devolución es cierto pero ojo no todos los artículos tienen derecho a devolución como la ropa interior.

4. Costos ocultos

Una de las claves para evitar sorpresas en nuestras compras online es tener muy en cuenta los costes ocultos que puede conllevar esta compra. Cuando hablamos de costos ocultos, nos referimos a todos los costos que no aparecen en el momento de ver el artículo, como los costos administrativos, los costos relacionados con los métodos de pago, los costos de envío, etc…

Esta parte suele ser uno de las grandes motivos de los rebotes o frenos en la venta online. Esta falta de transparencia acaba transmitiendo una mala experiencia del usuario algo que como dueño de un negocio online debe evitar a toda costa.

5. Falta de socialización y atención personalizada

Si bien podemos buscar en Internet reseñas y opiniones de los usuarios, no tenemos la oportunidad de tener un contacto directo con los vendedores, pedirles consejos, explicaciones de uso lo que en si podemos considerar un asesoramiento personalizado.

Ir de compras es a menudo un acto social que nos ayuda a conectarnos con la gente y entretenernos.

6. Accesibilidad y uso de internet no está al alcance de todos

No todas las generaciones son capaces de usar correctamente internet. Sin duda, la era digital tiene diferentes generaciones según al año de nacimiento.

Las que denominamos generación «Z» nacidos entre 2001 y 2010 y generación «Alpha» nacido a partir de 2011 son las que no tienen ningún problema en usar internet ya que han nacido con ello. Estas dos generaciones no perciben el mundo online y offline como dos universos y con realidades distintas. 

Sin embargo, las generaciones que han vivido el cambio mundial del offline al online podemos pensar que para ellos es más complicado el uso de internet pero no es así.

Te explicamos con matices los motivos a esta reflexión. Tenemos a la generación «X» nacida entre 1965 y 1979 y la generación «Y» nacida entre 1980 y 2000 son dos grupos de personas que han vivido el cambio con constantes evoluciones importantes en las nuevas tecnologías y que han sabido aprender y adaptarse rápidamente a ellas . De hecho, estas dos franjas de edad son sin duda las más activas en las compras online a día de hoy ya que están en una edad de estabilidad económica por norma general, además de esa agilidad como usuario online.

Si ahora hablamos de la tercera edad (a partir de los 65 años), es cierto que para este grupo el uso de internet se les hace más complejo y pesado pero no quiere decir que no saben aprender rápido e incluso algunos acaban dando lecciones a los más jóvenes. Aquí es una cuestión de ganas e interés y no solo de conocimientos.

Conclusión

Como puedes ver y comprobar por ti mismo, debes evaluar todos los factores a la hora de comprar online.  

Debemos asegurarnos siempre si es fiable o no donde compramos por internet y no dar nuestros datos personales a la ligera y aún menos nuestros datos de pago.

El factor confianza es muy importante aquí. En caso de percibir alguna desconfianza por cualquier motivo, te recomendamos no seguir con el proceso y buscar otra opción de compra online.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ahora ya sabes que debes de tener en cuenta a la hora de comprar online. EMPRESASYPRODUCTOS.COM te invita a seguir navegando por su web para descubrir más consejos de todo tipo como las finanzas personales y marketing online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.