materiales fáciles y difíciles de limpiar en una vivienda

Materiales fáciles y difíciles de limpiar en una vivienda

Tener la casa limpia es importante para la salud y el bienestar. Pero la limpieza puede parecer a veces un proceso interminable. ¿Sabías que algunos materiales pueden limpiarse rápidamente y a fondo, mientras que otros tienden a complicarte la vida?

Aquí algunos consejos inspiradores para elegir los mejores acabados, materiales y a fin de minimizar el tiempo que dedicas a la limpieza y mantener tu propia casa libre de enfermedades.

Aunque siempre es recomendable un mantenimiento de la limpieza semanal o según necesidad también es necesario periódicamente acudir a una empresa de limpieza profesional para una limpieza fondo como dmflimpiezasmadrid.es ubicada en Madrid quien nos explica a continuación en detalle todo sobre los materiales difíciles y fáciles de limpiar en una vivienda.

¿Qué zonas de la vivienda necesitan mayor limpieza?

Aquí es donde deberemos elegir correctamente los materiales con que utilizaremos. Las áreas de mantenimiento más complejas son la cocina y el baño.

Los grandes factores perjudiciales para cualquier elemento serán la humedad y la grasa.

En el baño, las encimeras de los lavabos, los suelos y los revestimientos de paredes son los más preocupantes.

Los suelos y revestimientos suelen ser de baldosa o piedra natural. Destacan los azulejos por su fácil limpieza ya que su superficie no es absorbente para las manchas. El tamaño de estos materiales juega un papel importante, sin embargo, y cuánto más pequeños son, más complicado es limpiarlos.

Lo anterior se debe a que habrá juntas más expuestas y esta parte es la más sucia y con hongos por la humedad. Entonces, si desea consejos rápidos para la limpieza de la casa, elija baldosas grandes.

La piedra natural variará su dificultad en su limpieza según su tipo, Por ejemplo, el cuarzo es uno de los productos más recomendados por su resistencia a las manchas.

¡Muy interesante!  Mamparas de ducha. Características y tipos.

En el caso del mármol, aunque es el más utilizado, se trata de una piedra muy porosa. Por lo tanto, se requiere un tratamiento previo para evitar que las manchas penetren. Una manera fácil de saber si está protegido es mirar su brillo, si lo está significa que los poros están cerrados.

En la cocina no encontraremos lo más habitual con manchas de grasa y restos de comida.Los azulejos y baldosas con textura a menudo causan problemas porque hacen que se acumule más suciedad. Además, son más difíciles de limpiar que los lisos.

¿Qué materiales son fáciles de limpiar en casa?

Ahora repasemos qué materiales pueden hacer que su casa sea más fácil de limpiar.

Nuestro consejo es siempre elegir los materiales más resistentes a las manchas y que necesitan productos de limpieza básicos y no productos especiales (lo que encarece, además de que suele ser muy tóxico para la salud humana).

Microcemento

Este material es conocido por su gran resistencia con posibilidades de combinarse con otros materiales, presume de ser un material de fácil mantenimiento. La superficie es lisa y no porosa, por lo que no absorberá las manchas.

Si bien se encuentra más comúnmente en los pisos, también se usa en las encimeras y se puede incorporar a cualquier parte de la casa.

Laminado o fórmica

El mejor material para una cocina es el laminado. Dado que no son porosos, las manchas de aceite no pueden penetrar en la superficie, lo que facilita su limpieza. Todo lo que necesitas es agua y jabón.

Debes tener cuidado de no utilizar materiales abrasivos que puedan rayar la fórmica. Así que recomendamos usar un paño suave o una esponja. Para una mayor limpieza y desinfección de la zona, lo mejor es utilizar agua tibia y un poco de vinagre.

Como material resistente a la humedad y de uso frecuente, también se puede utilizar en baños. Encontrarás una variedad de colores y acabados en el mercado para adaptarse a la decoración de su hogar.

¡Muy interesante!  Guía para Lavado y Abrillantado de Pisos con Máquinas Pulidoras

Cerámica

Al igual que la porcelana, este material es poco poroso y antiadherente. Esto significa que la mancha no penetrará y es fácil de quitar. Además, es un revestimiento atemporal y duradero.

Puedes usar cerámica para revestimientos de pisos y paredes, y vienen en diferentes tamaños y acabados. Sin embargo, te recomendamos que elija el más grande. Esto significa que tendrá menos juntas acumulando suciedad.

El azulejo requiere poco mantenimiento, por eso es un material fácil de limpiar. Un consejo a la hora de elegir es elegir productos que tengan un acabado mate, ya que estos tienden a mancharse más fácilmente que los productos brillantes.

Acero inoxidable

Lo mejor del acero inoxidable es que repele la suciedad, lo que facilita la limpieza de la casa, por lo que no tienes que preocuparte de que se peguen las manchas o se acumule polvo.

Para la limpieza diaria, todo lo que necesitas hacer es rociar una mezcla de agua y vinagre. Luego retira con un paño de microfibra. Esto asegura que la superficie no se raye.

Si quieres una limpieza más profunda, utiliza un producto antigrasa. Limpiacristales también puede ayudar o hacer una pasta con agua y bicarbonato de sodio. Aplica esta mezcla sobre la superficie, déjela actuar durante 30 minutos y luego retírala con un paño húmedo.

Por último, si quieres devolverle el brillo, pon una cucharada de aceite de oliva en el paño. Pásalo por acero inoxidable y déjalo reposar durante 15 minutos. A continuación, sumerja un trapo en el agua y limpie la superficie para eliminar el aceite.

Cuarzo

La piedra natural es uno de los materiales por excelencia en decoración. Solemos escuchar hablar de mármol y granito, pero el cuarzo también tiene excelentes propiedades.

Una de ellas es que es más fácil de limpiar que lo que acabamos de mencionar. A diferencia del granito, no es muy poroso, lo que significa que puedes quitar cualquier mancha en minutos sin penetrar.

¡Muy interesante!  ¿Mármol o granito? Qué material elegir para una lápida

Para limpiar superficies de piedra natural como el cuarzo, no necesitas productos especiales, como en otros casos (como la pizarra).

El material es duradero y elegante. Cuando tengas una superficie de cuarzo, te dejamos tres pasos para limpiar tu hogar:

• Retira el polvo o la suciedad con un paño o material no abrasivo.

• Sumerja un trapo en una mezcla de agua tibia y vinagre para terminar de limpiar y desinfectar las superficies.

• Finalmente, seca la superficie con otro paño suave.

Pasado unos minutos, ya verás el buen resultado. Brillante y limpio.

Porcelana

Para los pisos, uno de los mejores materiales para una limpieza rápida de la casa es el porcelanato. Así mismo, en el baño es lo que más se utiliza, no solo en el suelo, sino también en el inodoro.

El agua y el jabón son suficientes para eliminar la suciedad de este material, incluso para eliminar las bacterias. Además, la porcelana es muy resistente a la corrosión y, si la cuidas bien, te durará años.

No es muy poroso, resistente a la humedad y se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores. Otra ventaja es la variedad de opciones en el mercado. Incluso hay acabados que imitan la madera y la piedra natural.

Hay acabados y colores que disimulan el polvo, por lo que si dejas de barrer un día, no tendrás problema.

Sigue navegando por EMPRESASYPRODUCTOS.COM para descubrir más artículos sobre los cuidados del hogar que puede ser de tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.