qué son los robots colaborativos

¿Qué son los robots colaborativos?

Con la industria 4.0 han llegado numerosas herramientas y elementos al sector que ayudan a aumentar la productividad, especialmente en empresas y pymes, es aquí donde entran en juego los robots colaborativos, como elementos muy efectivos que permiten automatizar los procesos y mejorar el rendimiento en los negocios.

Es evidente que las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y, como tal, ayudan muchísimo dentro del sector industrial. Lo cierto es que, gracias a ellas, numerosas pymes y empresas en general están aumentando su productividad y ahora, el nuevo escenario que se presenta se denomina industria 4.0.

Desde hace unos años, las nuevas herramientas y elementos hacen que se puedan automatizar numerosos procesos y esto, en gran parte, es debido a la inclusión en la industria de collaborative robot, es decir, los robots colaborativos. Sin duda alguna, los conocidos como cobots permiten optimizar las empresas y ofrecen soluciones efectivas para la automatización de procesos.

¿Qué es un cobot?

Tal y como su nombre indica, un cobot o robot colaborativo es una máquina que lleva a cabo operaciones en colaboración con los humanos de manera segura y asistiéndole en diferentes procesos y tareas. Los cobots están fabricados para que puedan interactuar con las personas dentro de un espacio eficiente y compartido.

A diferencia de los robots industriales, los cobots pueden llevar a cabo todo tipo de trabajos manuales o repetitivos, además de trabajos o tareas que puedan tener cierto riesgo para los empleados, algo que es realmente útil porque permite disminuir los accidentes laborales.

¡Muy interesante!  Descubre la importancia de las cortinas y persianas en la decoración de interiores

Para la comunicación entre ambas partes, se utiliza la visión artificial, esencial para la interacción con las personas.

Principales características de los cobots

Los robots colaborativos o robots autónomos tienen unas características especiales que los diferencian claramente de los robots tradicionales. De esta forma, hay que decir que son mucho más compactos, son más pequeños y, por tanto, se pueden utilizar para prácticamente cualquier proceso.

También son móviles, es decir, se pueden trasladar de un lugar a otro con bastante facilidad, por lo que pueden desarrollar tareas en diferentes ubicaciones.

Por supuesto, son muy fáciles de instalar y programar, son bastante operativos en poco tiempo, ya que son compatibles con softwares de escritorio o aplicaciones móviles.

Y claro está, no hay que olvidar su flexibilidad, ya que están diseñados para que puedan aprender fácilmente nuevas operaciones y por tanto, poder utilizarlos cómodamente en cualquier etapa del proceso.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar cobots?

Teniendo en cuenta todas las cualidades que tienen los robots colaborativos, no es de extrañar que cada vez sean más utilizados y esto se debe, en gran parte, a todas las ventajas que ofrecen. 

En este sentido, una de las primeras cosas que hay que comentar es que, a través del uso de estos robots, se pueden evitar numerosas lesiones y accidentes laborales a los trabajadores.

Por supuesto, otro de los grandes beneficios es que ayudan a aumentar la productividad, puesto que, con estos robots, disminuye el tiempo para desarrollar ciertas actividades y, por tanto, mejoran notablemente los resultados.

También permiten optimizar más el espacio, pudiendo integrarse con los empleados sin ningún tipo de problema. Además de todo lo mencionado, hay que decir que los cobots son dispositivos reprogramables, adaptables y fáciles de instalar. Esto significa que es muy sencillo empezar a utilizarlos, a la par que permiten el poder realizar diferentes tareas y cambiarlos de ubicación cómodamente, sabiendo que, para todo ello, los sistemas de inteligencia artificial son los principales protagonistas.

¡Muy interesante!  ¿Cuándo empieza la renta 2023-2024?

¿Dónde se pueden utilizar los robots colaborativos?

Debido a sus características, los robots colaborativos son dispositivos que prácticamente se pueden utilizar en cualquier industria, si bien es cierto, hay algunos sectores en los que su uso es muy más productivo y por este motivo cada vez se utilizan más para ello. Así, hay que destacar las industrias de alimentación, la farmacéutica y la automotriz. Y por supuesto, el sector tecnológico, el de la medicina y las empresas que desarrollan su actividad en los campos de la logística y el embalaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.