qué son exactamente las tarjetas corporativas

¿Qué son exactamente las tarjetas corporativas?

Las tarjetas corporativas son herramientas financieras diseñadas específicamente para cubrir los gastos de una empresa. A diferencia de las tarjetas personales, que están vinculadas a cuentas individuales, las tarjetas corporativas están asociadas a la entidad empresarial y ofrecen una serie de beneficios y características adaptadas a las necesidades de negocios. Estas tarjetas brindan a las empresas mayor control sobre sus gastos, permitiendo un seguimiento detallado y la implementación de límites de gastos personalizados. Además, suelen venir con ventajas adicionales como reportes financieros especializados, recompensas por compras corporativas y protección contra fraudes."

Las tarjetas corporativas, también conocidas como tarjetas de servicio para empresa, se han convertido en herramientas fundamentales para gestionar los gastos empresariales de manera eficiente.

En esta guía, exploraremos a fondo qué son estas tarjetas, cómo funcionan, a quiénes están dirigidas y por qué las tarjetas corporativas de AMEX son una opción destacada en el mercado. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son las tarjetas corporativas?

Las tarjetas corporativas son instrumentos financieros diseñados específicamente para cubrir los gastos de una empresa. A diferencia de las tarjetas personales, están vinculadas a la cuenta de la compañía y permiten un mejor control y seguimiento de los desembolsos.

¿Cómo funcionan las tarjetas corporativas?

Estas tarjetas operan de manera similar a las tarjetas de crédito convencionales, pero con características adaptadas a las necesidades empresariales.

Permiten realizar pagos en establecimientos comerciales, así como en línea, y ofrecen herramientas de gestión de gastos y reportes financieros especializados.

¡Muy interesante!  Las mejores apps de finanzas e inversión

¿A quién van dirigidas las tarjetas corporativas?

Las tarjetas corporativas están dirigidas principalmente a personas con cargos gerenciales, directivos, dueños o accionistas de empresas. Su objetivo es facilitar la administración de los gastos corporativos y optimizar los procesos financieros de la compañía.

Diferencia con una tarjeta personal

  • Titularidad: Las tarjetas corporativas están vinculadas a la cuenta de la empresa, mientras que las tarjetas personales están asociadas a cuentas individuales.
  • Responsabilidad de pago: Con las tarjetas corporativas, la empresa es responsable del pago de los gastos, mientras que con las tarjetas personales, el titular es responsable de saldar la deuda.
  • Límites de gastos: Las tarjetas corporativas suelen tener límites de gastos más altos que las tarjetas personales, lo que las hace más adecuadas para cubrir los desembolsos empresariales.
  • Beneficios y recompensas: Las tarjetas corporativas pueden ofrecer beneficios y recompensas diseñados específicamente para empresas, como descuentos en compras corporativas o reembolsos por gastos de viaje de negocios, mientras que las tarjetas personales pueden tener programas de recompensas más orientados al consumidor individual.

Diferencia con una tarjeta de viaje o Travel Account

  • Propósito: Las tarjetas corporativas están diseñadas para cubrir una variedad de gastos empresariales, mientras que las tarjetas de viaje se enfocan específicamente en los desembolsos relacionados con viajes y alojamientos.
  • Control de gastos: Las tarjetas corporativas ofrecen herramientas avanzadas de seguimiento y control de gastos empresariales, mientras que las tarjetas de viaje pueden tener limitaciones en cuanto a la gestión de desembolsos no relacionados con viajes.
  • Beneficios adicionales: Las tarjetas corporativas suelen ofrecer una amplia gama de beneficios empresariales, como reportes financieros especializados y límites de gastos personalizados, mientras que las tarjetas de viaje pueden centrarse principalmente en recompensas por gastos de viaje.
  • Uso fuera de viajes: Las tarjetas corporativas pueden utilizarse para una variedad de gastos empresariales cotidianos, incluyendo compras en línea y pagos a proveedores, mientras que las tarjetas de viaje pueden tener restricciones en su uso fuera del ámbito de los viajes.
¡Muy interesante!  ¿Qué es un pacto de socios y qué debe incluir?

¿Qué son las tarjetas corporativas de AMEX?

Las tarjetas corporativas de American Express (AMEX) son una opción popular entre las empresas debido a sus numerosos beneficios y servicios exclusivos.

qué son las tarjetas corporativas AMEX

Beneficios de las tarjetas AMEX

  • Financiamiento de hasta 50 días naturales sin intereses para cubrir los gastos del negocio.
  • Meses sin intereses en una amplia variedad de establecimientos.
  • Control de gastos del negocio mediante plataformas online y reportes financieros especializados.
  • Límite de gastos en tarjeta adicional/titular para un mejor control de los desembolsos.
  • Compras protegidas con garantías para mayor seguridad.
  • Recompensas por compras, incluyendo puntos Membership Rewards, promociones y descuentos exclusivos.
  • Reducción de tareas administrativas gracias a servicios como reportes, domiciliación de pagos y administración online.
  • Beneficios en viajes, como protección de equipaje, acceso a salas exclusivas y seguro contra accidentes.
  • Las tarjetas AMEX están diseñadas para satisfacer las necesidades específicas de los clientes.

Actualmente, si vamos a México, AMEX ofrece una promoción de bonificación de bienvenida de hasta $30,000 Pesos al adquirir una tarjeta, según el producto que se tramite. Los valores de la marca, que incluyen un servicio al cliente extraordinario, integridad y transparencia, hacen de AMEX una opción confiable para empresas de todos los tamaños.

¡Aclaremos más dudas sobre las tarjetas corporativas!

  • ¿Cuáles son los requisitos para solicitar una tarjeta corporativa de AMEX? Para solicitar una tarjeta corporativa de AMEX, es necesario ser una empresa legalmente constituida y cumplir con los criterios de elegibilidad establecidos por la compañía.
  • ¿Cuál es la diferencia entre una tarjeta corporativa y una tarjeta de crédito convencional? La principal diferencia radica en que las tarjetas corporativas están vinculadas a la cuenta de la empresa, mientras que las tarjetas de crédito convencionales están asociadas a cuentas individuales.
  • ¿Qué beneficios adicionales ofrecen las tarjetas corporativas de AMEX? Además de los beneficios estándar de una tarjeta corporativa, las tarjetas de AMEX ofrecen servicios exclusivos como protección de compras, asistencia en viajes y acceso a eventos especiales.
  • ¿Cómo puedo solicitar una tarjeta corporativa de AMEX? Puedes solicitar una tarjeta corporativa de AMEX a través de su sitio web oficial o contactando directamente a un representante de la compañía.
¡Muy interesante!  Características que debe tener tu embalaje si vas a transportar tus mercancías por mar

Conclusión

En definitiva, las tarjetas corporativas son herramientas esenciales para gestionar los gastos empresariales de manera eficiente. Las tarjetas corporativas de AMEX destacan por sus numerosos beneficios y servicios exclusivos, lo que las convierte en una opción ideal para empresas de cualquier tamaño.

¡Aprovecha esta oportunidad y optimiza la administración financiera de tu empresa hoy mismo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.