Lecciones del libro Ley de Atracción

3 Lecciones del Libro Ley de Atracción

En el siguiente artículo describiremos las 4 lecciones de la ley de atracción, mas impredecibles, la ley de atracción es una fuerza poderosa que mueve al mundo, mediante el pensamiento positivo y su energía poderosa.

Para poder tomar el control de nuestra vida, es necesario empezar a controlar nuestros pensamientos y esto lo conseguiremos mediante estas 4 lecciones:

Practica una mentalidad ganadora y llena de gratitud

Constantemente damos por hecho las cosas buenas que nos rodea y pasamos de un logro al siguiente sin pararnos a pensar en lo que nos costo, disfrutar de la satisfacción de lo que hemos logrado.

La gratitud da valor y poder a todo aquello que gratificamos, al honrar las cosas buenas nos enfocamos en ellas y nuestra mentalidad cambia positivamente dejando de lado la negatividad, pues los pensamientos positivos pueden sobrecoger a los negativos.

El ser agradecido mantiene la puerta de las oportunidades abiertas, nos llena de energía y fortalece para seguir avanzando en la consecución de nuestras metas y objetivos, debemos concentrarnos solo en albergar pensamientos ganadores, de éxito y positivos. Practicar la visualización, si imaginamos que lo tenemos todo, nos será más fácil llegar a la meta.

Practica una mentalidad ganadora y todo será más fácil, podremos ver con claridad el camino para seguir, somos los forjadores de nuestro futuro, y debemos trabajar por ello.

Céntrate en el aprendizaje

Las cosas frecuentemente ocurren diferente de cómo las imaginamos, pero en el lugar de enfocarnos solo en las circunstancia adversas, podemos sacar provecho, ya que detrás de cada problema o crisis, esta una oportunidad, es importante estar despierto para verlas y tomarlas.

De cada enseñanza que nos da la vida, podemos elegir entre aprender o volver a repetir los errores cometidos en el pasado, debemos ser consientes y sacar provecho de cada experiencia vivida, para poder progresar y avanzar en la vida.

Sanea tus relaciones

Nuestro círculo social determina en gran medida el nivel de nuestras aspiraciones y desempeño. Sin embargo, no solo debemos pensar en la influencia que tienen los demás sobre nosotros, pues esto es retro-alimentativo, si tenemos un trato o comportamiento negativo con las demás personas, ellos tomaran estas conductas como un reflejo de lo que somos y llevamos por dentro.

Muchas veces, no damos el mismo trato que damos a nuestros padres o familia, a nuestros amigos o jefes, del mismo modo quienes nos rodean tienen un trato especifico para con nosotros, según la percepción que trasmitimos.

Para cambiar la forma de actuar, primero tenemos que cambiar la percepción que generamos en los demás, existe un gran trecho, ya que la imagen que hemos generado durante mucho tiempo no desaparece de la noche a la mañana, pero con el tiempo una actitud positiva va calando sobre las negativas, si mantenemos la constancia, ya que en lo más profundo, todos anhelamos ser mejores frente a los demás, o al menos tener un buen concepto de los buenas personas que somos.

Desarrollar la sagacidad, tenacidad y sobre todo voluntad, si no poseemos desarrollar esta última, nunca podremos cambiar, pues nuestro mayor obstáculo es la falta de confianza en sí mismo, y sobre todo voluntad, para poder combatir todos estos resentimientos que tenemos hacia otros, solo de corazón podemos hacer un cambio en nuestra vida y nuestra conducta. El tiempo será nuestro mejor aliado para poder sanar.

Te queremos recomendar este artículo para leer: ¿Qué es el coaching?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *