qué es la imagen de marca

¿Qué es la imagen de marca?

Cuando pensamos en McDonalds, en Coca-Cola, en Nike o en Google, a todos se nos viene directamente una imagen a la cabeza. Esa imagen la asociamos con unos valores y sentimientos que despiertan por sí mismas las propias marcas, y que únicamente con su presencia ayudan a atraer a más clientes potenciales.

Justo eso es la imagen de marca, un concepto clave del marketing que incluye a cualquier elemento que remita a la imagen de una empresa o negocio. La imagen de marca es un atributo corporativo y está pensado para ir de dentro hacia fuera, es decir, que sea la propia compañía la que decida sus elementos identitarios.

¿Cómo se puede definir la imagen de marca?

La imagen de marca es la que se percibe desde fuera en función de los valores estéticos y los criterios comerciales con los que se organiza una actividad. Describe la idea que realmente tiene el público sobre la empresa en cuestión, pero es un trabajo que debe nacer desde la propia organización, la empresa, para implementar su identidad única.

A la hora de crear la marca de un producto o empresa es vital profundizar entre la relación de la empresa con el mercado y el consumidor, puesto que este elemento identitario representa el contacto directo entre los esfuerzos por establecer una imagen controlada y el resultado obtenido.

La imagen corporativa forma parte de un proceso mucho más amplio, el de posicionamiento. Es un objetivo estratégico para cualquier empresa que consiste en modificar la presencia en el mercado, llegando a más clientes y creando una mejor percepción entre los clientes.

¡Muy interesante!  La importancia del SEO en las empresas para 2024

El posicionamiento y la imagen de marca deben resultar atractivas ante la audiencia objetiva y distinguirse de la competencia. A su vez, han de mostrar el camino que sigue la empresa en el corto y en el largo plazo.

Un buen trabajo en todo este proceso permite gestionar mejor las expectativas de los clientes, aprovechar las tendencias del mercado y fomentar la productividad a nivel empresarial. Un aspecto esencial de la imagen de marca es que tiene diferencias sutiles con la identidad de marca.

La imagen de marca la debe trabajar la propia empresa, seleccionando elementos gráficos y visuales que la acerquen a los calores que quiere representar. Pero al final, la empresa se siente un poco presa de esa percepción externa. Y es justo esa selección de elementos lo que conforman la identidad de marca.

También te puede interesar: Diferencia entre marca y patente

¿Qué características tiene la imagen de marca?

Como elemento perceptivo creado a partir de valores estéticos y la idea que reciben los consumidores de las condiciones reales, la imagen de marca no es un hecho real, sino algo que se puede ir modificando con trabajo de marketing y diseño.

A la hora de buscar los puntos que definen la imagen de marca hay que analizar qué idea tienen los consumidores sobre la empresa y los competidores. Solo así se puede ofrecer un resultado diferenciador y atractivo a través del marketing.

Igualmente, en la creación de la imagen de marca hay que tener en cuenta el tipo de consumidor y sus rasgos comunes, tanto sus afectos como sus necesidades y expectativas. La actitud hacia la marca es fundamental para definir exactamente qué representa la empresa y cómo puede diferenciarse de la competencia.

¡Muy interesante!  Marketing jurídico: Estrategias imprescindibles para despachos de abogados

Con todo esto, la imagen de marca no se resume solo en la experiencia de compra o la comunicación activa con la empresa, sino que va más allá, es una percepción de tipo emocional. La marca puede provocar múltiples asociaciones o solo unas pocas, de modo que la clave desde la empresa está en controlar todo este proceso.

Llegar de manera activa al consumidor

Más allá del número de asociaciones, estas pueden ser intensas o débiles en función de los valores estéticos y su implementación. En este punto, cabe señalar que no siempre es buena idea buscar asociaciones intensas.

El objetivo final para las empresas es crear una imagen de marca positiva, coherente y bien desarrollada. Para ello, hay que hacer un esfuerzo para que se asiente en la mente de los clientes, sin importar que este elemento identitario vaya cambiando con el tiempo tras adaptarse al mercado, las modas y las tendencias.

A pesar de que es un concepto subjetivo, y no todo el mundo aprecia lo mismo al observar esos elementos visuales, la imagen de marca debe ser construida para que el público alinee ese constructo con los valores propios de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.