Mobiliario de oficina equipa tu empresa de manera competitiva

Mobiliario de oficina: equipa tu empresa de manera competitiva

Al poner en marcha un modelo de negocio, con independencia del sector corporativo del que estemos hablando, es importante hacer una planificación financiera que incluya todas las inversiones destinadas a su apertura. En este sentido, quienes pretendan crear un espacio de trabajo competitivo en forma de oficinas, deben prestar especial interés al mobiliario que se va a incluir en el lugar. A fin de cuentas, son todos los elementos que van a permitir que los empleados desarrollen una jornada laboral productiva y que el espacio goce de una propuesta estética impecable. Veamos algunos de los muebles más importantes en esta primera fase del emprendimiento.

La importancia de la recepción

Empecemos por el primer lugar con el que se van a topar los clientes, socios o empleados: la recepción. Este espacio, como su propio nombre indica, sirve para recibir a todas las personas de interés de la compañía. Por lo que es imperativo que goce de una presencia estética de rigor, cautivando a tu público objetivo desde el minuto uno. Debido a ello, te animamos a que comiences la inversión en tu oficina con un buen mostrador recepcion.

Siempre y cuando acudas a tiendas de gran reconocimiento comercial, podrás adquirir mostradores que reflejan la elegancia de tu empresa. No importa si quieres transmitir una imagen moderna, una clásica o una lujosa: existen muebles de todos los estilos que cumplen con dichas funciones. Asimismo, es importante que estén fabricados con miras a la eficiencia laboral de los recepcionistas; contando con áreas de almacenamiento e incentivando su confort. Si cumplen con dichas características, harás que la oficina sea un entorno agradable desde el mismo momento en el que se cruza la puerta.

¡Muy interesante!  Pegamentos para maquetas: El arte de mantener el mundo en miniatura unidos

Una sala de espera altamente cuidada

Si hablamos de la recepción, entonces es igualmente importante prestar atención a la sala de espera. Muchas oficinas contemplan la atención directa a los clientes o, por supuesto, a los inversores. Por consiguiente, lo más recomendable es tener un ambiente en el que estas personas de interés se sientan a gusto mientras aguardan su turno.

Mediante los sofás y los sillones, se puede conseguir que la experiencia de tu público objetivo sea impecable desde su primer contacto con tu oficina. De igual modo, invierte en artículos decorativos que construyan un espacio enriquecedor; conquistando a dichos clientes por los cinco sentidos. Es más, no te quedes ahí y ofréceles materiales de entretenimiento: las revistas son una muy buena opción en este punto.

Habilita espacios de trabajo cómodos y eficientes

Entramos de lleno en la oficina para hablar del mobiliario que va a utilizar tu plantilla en su día a día. En este aspecto, nos gustaría poner en valor el papel que desempeñan las sillas. Es fundamental que tengan un diseño ergonómico para que se adapten a las condiciones físicas de cada trabajador. Una compra que va a repercutir en su estado de salud, en su comodidad y, por extensión, en su productividad cotidiana.

Lo mismo sucede con los escritorios. Si son muebles de baja calidad en los que trabajar resulta toda una odisea, el rendimiento laboral de los trabajadores jamás alcanzará su máximo potencial. Compra mesas de primera gama que incentiven el confort de los empleados, promuevan la creación de un ambiente colaborativo y, como no podía ser de otra manera, tengan una hermosa propuesta estética.

¡Muy interesante!  Weigh-Tronix: innovación y precisión en básculas de calidad

Muebles para mantener la oficina ordenada

La organización de una oficina se presenta como un valor sumamente relevante. Si el caos abunda en el lugar, es imposible mantener una dinámica corporativa eficiente. Por eso, junto a todo el mobiliario que hemos planteado hasta ahora, debes incluir en el presupuesto todo cuanto te ayude a mantener la oficina en orden.

Las cajoneras son muy útiles en esta materia, donde tanto tú como tu plantilla podréis guardar documentos, herramientas y demás artículos de interés de forma organizada. De igual modo, los armarios y las estanterías son bienes básicos, pudiendo almacenar en ellos elementos de gran valor como los ficheros y las carpetas. Cada detalle cuenta y estas inversiones son uno de los grandes motores del éxito empresarial. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.