5 mejores consejos antes de comprar un coche de segunda mano

Los 5 mejores consejos antes de comprar un coche de segunda mano

La compra de un coche de ocasión , por ejemplo, comprar coches de segunda mano bmw  es una etapa emocionante, pero siempre debe hacerse de manera reflexiva, de lo contrario, el hermoso sueño podría convertirse en una pesadilla. Después de todo, hay mucho dinero en juego. Esto es aún más cierto en el contexto inflacionario actual, ya que el mercado de vehículos usados ha aumentado enormemente en valor. Pero antes de comprar, varias reflexiones y procedimientos son necesarios para asegurarse de encontrar el vehículo que mejor se adapte a sus necesidades.

1.   Define tus criterios y prioridades

Este primer paso es el más importante. ¿Será un vehículo principal o secundario? ¿Para qué lo usarás y en qué condiciones de carretera? ¿Cuántas personas tendrás que transportar? ¿Cuántos kilómetros harás en promedio al día? Las respuestas a estas preguntas (y muchas más) te ayudarán a determinar el tipo de vehículo ideal según tu situación.

A continuación, ¿qué atributos estás buscando: rendimiento, robustez, ahorro de combustible, comodidad, seguridad, practicidad? De manera más precisa, ¿necesitas absolutamente un sistema de tracción integral o necesitas una capacidad de remolque específica, por ejemplo? ¿Prefieres una caja de cambios manual o automática? Además, si hay opciones que realmente te importan, como asientos calientes o un techo solar, haz una lista.

2.   Planifica tu presupuesto

¡La factura de un coche no se reduce solo al precio mostrado! La tasa de interés que se te ofrece podría influir significativamente en el monto de los pagos.

¡Muy interesante!  Bikinis y bañadores de la nueva temporada

También es importante si tienes un vehículo a cambio. También ten en cuenta que tendrás que pagar el rodaje, el seguro y el combustible.

Luego, no olvides las posibles reparaciones, el mantenimiento y los neumáticos de invierno. En cuanto a los seguros: algunos vehículos de la misma categoría pueden costar más, especialmente los coches deportivos y los modelos de vehículos más robados, además de la edad y años de carné del conductor.

3.   Infórmate sobre el coche

Antes de ir a un concesionario, infórmate sobre las marcas y modelos que tienen una mejor reputación de calidad y fiabilidad. Hay varios estudios y clasificaciones en línea que pueden ayudaros en este sentido. Pruebas de carretera de periodistas de automóviles, sitios web especializados, testimonios de propietarios en redes sociales y foros de discusión pueden daros más información sobre los puntos fuertes y débiles de un vehículo en particular.

Además, no dudes en pedir a un amigo o familiar que sepa mucho sobre automóviles que te acompañe en tus visitas. ¡Dos cabezas piensan mejor que una!

3.   Investiga a fondo

Cuando se trata de vehículos de segunda mano, es importante investigar más a fondo e informarse sobre el historial de mantenimiento del modelo deseado, ya que el factor principal para una buena fiabilidad a largo plazo sigue siendo el mantenimiento preventivo.

El informe Carfax es muy útil aquí. También debéis saber que algunos vehículos pueden haber sufrido condiciones mucho más duras que otros, como los camiones de cargas.

Finalmente, si ya se han realizado reparaciones debido a un accidente, debéis saberlo. Exige un informe de inspección mecánica del concesionario o del taller independiente de tu elección, luego verifica si se aplican recordatorios de seguridad y si se han realizado las correcciones.

¡Muy interesante!  ¿Cómo elegir los mejores neumáticos para tu 4x4?

Finalmente, consultad el Registro de la DGT para asegurarte de que el vehículo no está sujeto a ningún embargo.

4.   Prueba el coche de segunda mano

Las opiniones de expertos, informes y fotos te darán una buena idea, pero el último paso y no menos importante para encontrar un vehículo que satisfaga tus necesidades es probarlo.

Entonces, después de tu revisión exterior, valida el buen funcionamiento de las puertas (incluyendo el maletero o la compuerta trasera), los asientos, el techo corredizo (si corresponde), el sistema de calefacción/ventilación, etc. ¿Cómo te parece la posición de conducción y la ergonomía de los controles?

¿Realmente te convence el espacio? Piensa en las maletas y equipos que tendrás que transportar o en los asientos para bebés que tendrás que instalar, por ejemplo.

Tan pronto como encienda el motor y salgas a la carretera, mantente atento a cualquier ruido indeseable o sospechoso. Ve cómo se comporta el vehículo en aceleración, frenado y en las curvas. ¿Te gusta la maniobrabilidad y el confort de marcha, incluso en carreteras deterioradas? ¿Y qué pasa con la visibilidad y el aislamiento acústico? Como puedes ver, no debes descuidar ningún aspecto. Haciendo tus deberes como consumidor informado, tendrás la mente más tranquila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.