gran distribución y comercio minoristas buenas prácticas para ahorrar energía

La gran distribución y el comercio minorista: buenas prácticas para ahorrar energía

En la gran distribución como el negocio minorista sabe mejor que nadie que el consumo energético es una parte muy importante de su presupuesto anual.

 Sin embargo, la factura eléctrica vertiginosa de los supermercados no es inevitable. Con la aplicación de buenas prácticas cotidianas con el mantenimiento eléctrico comercios ofrecido por una empresa especializada en este gremio, además de la voluntad de invertir en la construcción de tiendas más sostenibles y responsables se puede ayudar a proteger el medio ambiente y, como ventaja añadida, ver cómo las facturas de energía pueden reducir el tiempo.

A continuación, te explicamos 5 maneras de concentrarse en reducir el consumo de energía de tu tienda.

1) Implantar un sistema de control de la energía

Un Sistema de Gestión Tecnológica Centralizada es una herramienta que permite el control remoto de todas las instalaciones tecnológicas (calefacción, climatización, electricidad, ventilación, iluminación, alarmas, videovigilancia, etc.) desde un único punto. Con este dispositivo podrás seguir la evolución del consumo energético de tu supermercado en tiempo real, artículo por artículo, y poder intervenir en caso de avería.

Todos estos datos de consumo se registran y archivan para facilitar el análisis de datos a largo plazo. Otra ventaja es que, dependiendo de la particularidad de tu tienda, puedes automatizar una serie de tareas cotidianas, como encender y apagar luces o un sistema de videovigilancia.

¡Muy interesante!  Neoval Consultores: El mejor servicio de externalización laboral para asesorías

Importante saber que este sistema tan técnico solo lo podrá gestionar una empresa experta en instalaciones eléctricas en supermercados, hipermercados, franquicias y grandes almacenes como, por ejemplo, Elecox, líder en España y avalado por las más grandes cadenas alimentarias.

2) Reducción del consumo de energía de los frigoríficos

Por ejemplo, un supermercado tiene una gran cantidad de congeladores de autoservicio con enfriamiento positivo (de 0°C a +10°C). Por definición, el consumo energético de estos electrodomésticos se puede reducir instalando puertas con un nivel adecuado de aislamiento para evitar la condensación. Además de ahorrar entre un 10 % y un 15 % del consumo total de energía de tu tienda, tus clientes te agradecerán que evites la desagradable sensación de los pasillos fríos. Si no deseas equipar su refrigerador con puertas, es muy recomendable que instales al menos una pantalla nocturna para reducir la pérdida de calor cuando está cerrado.

3) Recuperación del calor de las unidades de refrigeración

Al  hacer aire frío, la cámara frigorífica libera energía  en forma de calor. La mayor parte del tiempo, este calor  se pierde en la atmósfera. Entonces, una buena respuesta  a eso, es proporcionar una forma de usar este calor para calentar la tienda instalando un intercambiador de calor. Combinado con un Sistema de Gestión Tecnológico Centralizado , un sistema de recuperación de calor puede lograr importantes ahorros de energía. Teniendo en cuenta algunos datos, la recuperación de calor de las unidades de refrigeración puede ahorrar a las tiendas entre un 60 % y un 80 % de su consumo de calor.

4) Optar por sistemas de iluminación eficientes

La iluminación interior es uno de los principales costos reflejados en la factura de consumo energético de los supermercados (entre un 25% y un 30%). En este sentido, el primer consejo es aprovechar al máximo la luz natural a través de lucernarios y/o paredes de cristal. Otra opción que se puede utilizar es apoyar las tiras de iluminación situadas encima de cada pasillo mediante la instalación de tubos fluorescentes T5 o LED, en lugar de iluminar toda la zona de venta. Una vez más,  el Sistema de Gestión Tecnológico Centralizado es uno de tus aliados para optimizar la iluminación de la tienda y evitar el sobreconsumo o consumo inútil de la energía en la superficie.

¡Muy interesante!  Descubre lo mejor del bienestar: Samar Wellness Center, tu centro de estética en Valladolid

5) Controlar el consumo energético de los equipos de oficina

¡Todo suma!  Si bien los equipos de oficina como, por ejemplo, ordenadores y televisores representan un menor porcentaje del consumo de electricidad de un local, no quita que debemos tomar medidas para bajar aún más el consumo de energía.

Te damos 5 consejos para ello:

  • Ante todo, es importante sensibilizar a los empleados de la importancia de optimizar el consumo energético en su punto de trabajo.
  • Es necesario no dejar el dispositivo en modo de espera. Simplemente apagar el aparato electrónico.
  • Se debe desconectar los cargadores de portátiles y teléfonos móviles después de cargar la batería.
  • Se puede usar un interruptor general para apagar varios equipos de oficinas en masa.
  • Limita el número de impresoras eligiendo un dispositivo de mayor capacidad Mejor siempre centralizar todos los equipos informáticas en una solo impresora con eficiencia energética elevada. A más impresoras, mayor consumo de electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.