qué es una investigación de mercado y sus tipos

Investigación de mercados, todo lo que tienes que saber

Tanto para emprender un nuevo modelo de negocio como para las empresas con cierta trayectoria es clave investigar el mercado, tener una visión clara sobre los actores y empresas que interactúan y entender cuál es la competencia directa e indirecta. En un contexto donde existe una amplia rivalidad y los cambios son constantes, la investigación de mercados ocupa un lugar de especial importancia.

¿Qué es una investigación de mercado?

La investigación de mercado es un método que nos permite llevar a cabo una recopilación sistemática de información de fuentes primarias o sencundarias sobre el entorno, clientes, competencia, cuantificar el potencial del mercado, identificar problemas etc. A posteriori, es necesario realizar un análisis y procesamiento de la información obtenida porque el objetivo que se persigue con este tipo de acciones es tomar decisiones minimizando el riesgo de errores empresariales y adoptar las medidas necesarias para incrementar los niveles de competitividad.

En las primeras etapas del lanzamiento de un producto o de un proyecto de negocio, realizar una investigación de mercado es altamente recomendable. Es imprescindible conocer qué quiere, qué necesitan y qué están comprando los consumidores a los que se dirige el producto o servicio que comercializa o piensa comercializar nuestra empresa. Se trata de encontrar información y procesar los datos claves con el fin de realizar mejoras constantes basadas en las conclusiones obtenidas para ofrecer una propuesta de valor para el cliente.

En resumen, una investigación de mercado es determinante para recopilar información sobre los productos, precios, competidores, campañas de marketing y comportamiento del público objetivo. Los resultados y conclusiones del análisis de mercado nos permiten tomar decisiones empresariales más eficientes y realizar una distribución de recursos eficaz en las áreas donde la empresa tenga más debilidades respecto a la competencia.

¿Qué tipos de estudios de mercado podemos hacer?

En función del tipo de información que necesitemos recopilar, los tipos de estudios de mercado más empleados son:

  • Investigación del entorno. Un estudio de mercado enfocado en comprender el entorno de la empresa persigue conocer las condiciones externas (sociales, políticas, económicas y tecnológicas), la competencia (nivel de rivalidad, número de competidores, competencia directa e indirecta) y las tendencias del mercado. Con el análisis de todos los factores que intervienen en el entorno, la empresa obtiene información valiosa para diseñar estrategias y acciones que permitan superar las amenazas y aprovechar las oportunidades que sucedan en el entorno de la empresa.
  • Investigación del Publico Objetivo. Saber cómo identificar las necesidades del cliente es el primer paso para el éxito de una empresa. Llevar adelante una investigación de mercado enfocada a descubrir las necesidades de los clientes potenciales debe partir por una segmentación correcta, y estar enfocada en el análisis de sus costumbres, hábitos y proceso de compra de los clientes actuales y potenciales.
  • Investigación sobre las acciones de marketing. Este tipo de investigación de mercado busca información sobre la imagen de marca, nivel de satisfacción de los clientes, valoración de calidad de productos y/o servicios, sensibilidad hacia el precio, efectividad de mensajes publicitarios y de las acciones de promoción así como también la evaluación de imagen de los puntos de venta, etc.

El grado competitivo de los mercados en la actualidad requiere tomar decisiones coherentes fundamentadas en el análisis de información y datos recogidos de forma rigurosa y oportuna. Las investigaciones de mercado proporcionan esta información tan relevante para determinar modelos de conducta de los clientes, tendencias futuras y necesidades que aún no han sido identificadas ni satisfechas por la competencia. Si todo esta información se procesa y se toman medidas estratégicas, puede llegar a convertirse en una fuente de ventajas competitivas.

Aspectos a tener en cuenta en las investigaciones de mercado

Entre los diferentes factores críticos a tomar en cuenta a la hora de realizar un estudio de mercado, a continuación hacemos un resumen de los más importantes para garantizar la obtención de información de calidad.

  • Define las encuestas que permitirán conocer con detalle la información que deseas extraer. En la técnica de encuestas tendrás que seleccionar la metodología y preguntas adecuadas para recibir el mayor retorno de información y minimizar los errores. Utilizándolas, podrás conocer si el producto o el servicio cumple con las expectativas que tienen los clientes en cuanto a la calidad y precio, si el mercado es potencial para el tipo de producto que ofreces o cuáles son las funciones extra que el consumidor necesita para decantarse por un determinado producto o servicio.
  • Segmentación del público objetivo. Un estudio de mercado debe ejecutarse sobre el público objetivo de la compañía. Para ello, debes segmentar de manera correcta identificando los perfiles o tipos de consumidores que necesitan o estarían dispuestos a comprar los productos o servicios. Una vez identificados, utilizando variables como la edad, género, lugar de residencia, poder adquisitivo, profesión, aficiones, estilos de vida, etc. se pueden llevar a cabo experimentos de acciones comerciales y recabar información importante de cara a mejorar los productos así como la eficacia de diferentes acciones de marketing.
  • Investiga a tu competencia. Del estudio de la competencia se puede aprender una gran cantidad de elementos, tanto positivos como negativos. Se trata de poner el foco en conocer sus procesos de trabajo, sus fortalezas y debilidades o las ventajas y beneficios de sus productos. Además de analizar las claves que han llevado a un competidor a situarse en el lugar en el que se encuentra en el mercado.
  • Tratamiento de los datos. Una vez finalizada la etapa de la captación de información, es el momento de analizar todos los datos que se han extraído. Para ello, existen una  amplia variedad de herramientas que permiten llevar a cabo un análisis con elevada eficacia, como es el caso del SPSS. Dependiendo del volumen de los datos a procesar, una hoja de cálculo de Excel también puede servir como primera fase de procesamiento de datos y cruce de variables claves para validar toda la información recogida.
  • Por último, es el momento de abordar las conclusiones. Esta es la parte más importante que debemos recorrer una vez se ha llevado a cabo el procesamiento de los datos. A través de un análisis DAFO nos permitirá analizar nuestra situación real en el mercado y así, elaborar un plan estratégico que ayude a sacar ventaja de todas nuestras posibilidades de negocio para cumplir de forma exitosa los objetivos establecidos para la empresa en su conjunto.

Como hemos podido comprobar, la investigación de mercado es una herramienta de marketing clave y efectiva dentro del ámbito de los negocios. Existen diferentes formas de recoger, procesar, analizar, medir y validar la información independientemente de la fuente de origen.  La importancia radica en saber gestionar y hacer un uso eficiente y oportuno de toda la información que se tiene. El propósito, por un lado, es mejorar la toma de decisiones para tener éxito empresarial y por el otro, conocer los riesgos que se pueden presentar con el fin de minimizarlos para de esa manera cumplir con uno de los principios básicos del marketing que es conocer la voz del cliente.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ahora ya conoces la definición de la investigación de mercado. EMPRESASYPRODUCTOS.COM te invita a seguir navegando por su web para aprender más sobre estrategias comerciales y técnicas de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *