venta de sociedades

Así se puede adquirir una Sociedad ya constituida ahorrando en costes y tiempo

¿Has pensado en comprar una Sociedad ya constituida para minimizar los costes y el tiempo de espera? Hay muchos empresarios que desconocen los detalles de esta jugosa alternativa que puede hacer que sus negocios se pongan en marcha en un tiempo récord. Las Sociedades ya constituidas están a la venta aquí: www.ventadesociedades.eu y pueden ser justo lo que estabas esperando para emprender de una forma mucho más cómoda.

A la hora de comenzar un nuevo negocio hay que hacer frente a una gran cantidad de requisitos legales y económicos. Estos son principalmente los que se ahorran las personas que se decantan por esta opción tan poco conocida. A continuación, te mostramos cómo hacerlo y que ventajas puede tener.

Crear una Sociedad desde el principio

El primer instinto de todo emprendedor será crear una Sociedad nueva desde el principio. Para ello, hay que seguir una serie de trámites y procesos antes de poder empezar a realizar la actividad formalmente. El primer paso será escoger la forma jurídica de la empresa y, a continuación, seguir los siguientes pasos:

  • En el Registro Mercantil. Hay que registrar la Sociedad escogiendo un nombre para ella y asegurando que este no existe.
  • Abrir la cuenta bancaria. La Sociedad debe tener una cuenta bancaria que habrá que crear e ingresar en ella el capital de la empresa. Una vez hecho esto, la entidad bancaria debe proporcionar un certificado conforme se ha efectuado el ingreso.
  • Firma de los estatutos. Se deben firmar los estatutos de la Sociedad correctamente y prestando atención a todos los detalles. Para ello, lo más fiable es hacerlo con ayuda de un notario o abogado experto en materia.
  • El pacto entre socios. Se redacta este pacto con todas las obligaciones y derechos, es un acuerdo privado que debe contar con una serie de apartados obligatorios para que sea válido.
  • El CIF de empresa. Entregando toda la documentación pertinente a un notario se obtiene el CIF de empresa indispensable para operar.
¡Muy interesante!  Los seguros de caución y sus ventajas

Todo este protocolo es indispensable antes de comenzar la actividad del negocio. Esto es lo que va a permitir crear facturas, solicitar créditos o subvenciones, realizar ventas, y, en definitiva, ponerse en marcha.

También te puede interesar: Importancia de tener un asesor empresarial

Adquirir una Sociedad ya constituida

Cuando se adquiere una Sociedad ya constituida se ahorran prácticamente todos los pasos y se puede empezar la actividad sin demora. Se compra la empresa y, acto seguido, se cambian los datos de la misma ante un notario. Al momento tendrás los mismos derechos y obligaciones sin pasar por todos los trámites de su creación.

La diferencia más notable entre las dos alternativas es el tiempo que vas a tardar entre que decides montar tu negocio y que puedas llevarlo a cabo, ganando dinero desde el primer momento. Cuando haces este tipo de adquisición, la Sociedad ya consta en el Registro Mercantil, tiene su propio CIF, su cuenta bancaria y está en plenas condiciones legales para funcionar.

Podrás ahorrar bastante dinero si tienes en cuenta los gastos iniciales y la demora a la hora de empezar a obtener ingresos. Al comprar una empresa, estás recuperando la inversión prácticamente desde el minuto uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.