cloración salina para piscinas como tratamiento del agua

Cloración salina para piscinas como tratamiento del agua

La cloración salina es un método de tratamiento de agua para piscinas que utiliza sal común para generar cloro de forma natural y continua. A diferencia de otros métodos de cloración, este proceso no produce olores fuertes o irritantes, ni provoca irritaciones en la piel y los ojos.

Si tienes una piscina en casa, sabrás que el mantenimiento y la limpieza son fundamentales para poder disfrutar de ella durante todo el año.

Visitando accesoriospiscinasonline.es, nos encontraremos con cloración salina, una de las formas más efectivas de mantener el agua de la piscina limpia y segura para el baño.

Aquí te vamos a explicar todo lo que necesitas saber sobre la cloración salina para piscinas como tratamiento del agua. ¡Vamos allá!

¿Qué es la cloración salina?

La cloración salina es un sistema de desinfección de piscinas que utiliza la sal como fuente de cloro. En lugar de añadir cloro directamente al agua de la piscina, como se hace en los sistemas de cloración tradicionales, se añade sal a la piscina y se utiliza un generador de cloro para convertir la sal en cloro.

El cloro generado por este proceso desinfecta el agua de la piscina y la mantiene limpia y segura para el baño.

¿Cómo funciona la cloración salina?

La cloración salina funciona gracias a un generador de cloro que se encarga de transformar la sal en cloro mediante un proceso llamado electrólisis.

¡Muy interesante!  Empresa de desatascos en Elche

El generador de cloro se instala en el circuito de filtración de la piscina y está conectado a una célula electrolítica que se encarga de convertir la sal en cloro. El cloro generado se disuelve en el agua de la piscina y desinfecta el agua de manera efectiva.

Ventajas de la cloración salina para piscinas

La cloración salina presenta varias ventajas en comparación con otros sistemas de desinfección de piscinas. Algunas de las ventajas más importantes son:

  • Agua más suave: El agua tratada con cloración salina es más suave y menos irritante para la piel y los ojos que el agua tratada con cloro tradicional.
  • Menos olores: El cloro tradicional puede producir fuertes olores a cloro en la piscina, mientras que la cloración salina no produce olores desagradables.
  • Menos irritación: La cloración salina reduce la irritación de la piel, los ojos y las mucosas de los bañistas.
  • Menos mantenimiento: El mantenimiento de una piscina con cloración salina es más sencillo y económico que con otros sistemas de desinfección.
  • Menos impacto ambiental: La cloración salina es más respetuosa con el medio ambiente, ya que no produce residuos tóxicos ni químicos.

¿Cómo instalar un sistema de cloración salina en una piscina?

Para instalar un sistema de cloración salina en una piscina, es necesario seguir los siguientes pasos:

  • Comprar un generador de cloro: Lo primero que hay que hacer es adquirir un generador de cloro compatible con el tamaño de la piscina y la cantidad de agua.
  • Añadir la cantidad de sal adecuada: Es necesario añadir la cantidad de sal adecuada a la piscina para que el sistema de cloración salina funcione correctamente. La cantidad de sal necesaria dependerá del tamaño de la piscina y del generador de cloro que se haya adquirido.
  • Instalar el generador de cloro: El generador de cloro se instala en el circuito de filtración de la piscina, por lo que es necesario desconectar la bomba y el filtro de la piscina antes de realizar la instalación. Una vez instalado el generador, se debe conectar a la célula electrolítica y a la fuente de alimentación eléctrica.
  • Ajustar el nivel de cloro: Una vez instalado el sistema de cloración salina, es necesario ajustar el nivel de cloro en la piscina para que sea el adecuado para el baño. Esto se puede hacer utilizando un kit de análisis de agua o un medidor de cloro.
  • Mantenimiento del sistema: Para mantener el sistema de cloración salina en buen estado, es necesario limpiar regularmente la célula electrolítica y revisar los niveles de sal y cloro en la piscina. También es importante seguir las instrucciones del fabricante para el mantenimiento del sistema.
¡Muy interesante!  Habitaciones con estilo y almacenaje, como sacar provecho a cada centímetro

¿Cuánta sal se necesita para la cloración salina?

La cantidad de sal necesaria para la cloración salina dependerá del tamaño de la piscina y del generador de cloro utilizado.

En general, se recomienda añadir alrededor de 4 kg de sal por cada metro cúbico de agua de la piscina. Es importante asegurarse de que la sal utilizada sea adecuada para la cloración salina y que no contenga impurezas ni aditivos.

¿Cuál es el costo de la cloración salina para piscinas?

El costo de la cloración salina para piscinas dependerá del tamaño de la piscina, del generador de cloro utilizado y del costo de la sal.

Aunque el costo inicial de instalación de un sistema de cloración salina puede ser más elevado que el de otros sistemas de desinfección, a largo plazo puede resultar más económico debido a la reducción de los costos de mantenimiento y la durabilidad del sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.