diferentes tipos de cubiertas para naves industriales

Los diferentes tipos de cubiertas para naves industriales

A la hora de optar por una de las cubiertas industriales, es importante conocer todas las modalidades de cubiertas para naves industriales para elegir la mejor opción.

Aquí te vamos a explicar en detalle todos los tipos de cubiertas industriales con la colaboración de Cubiertas Taad 200, una empresa referente en la rehabilitación y la impermeabilización de cubiertas industriales ubicada en Badalona, que ofrece los mejores materiales para cualquier tipo de cubierta industrial, además de su gran profesionalidad y su gran experiencia.

De esta manera, te sacarás de dudas al respecto y tendrás las ideas más claras por si tienes que rehabilitar tu cubierta industrial.

¿Qué son las cubiertas industriales?

Las cubiertas industriales se caracterizan por su peso ligero. Estas cubiertas deberán tener propiedades aislantes tanto en térmico como acústico si realmente las queremos considerar como cubiertas de primera calidad.

La elección del tipo de material de la cubierta industrial será basada en función de la actividad en la nave industrial y, sin olvidarnos, de una gran resistencia adaptada a la misma estructura de esa nave.

Ahora definamos todos los tipos de cubiertas industriales para entenderlo mejor.

También te puede interesar: ¿Cuáles son las reformas más demandadas en Madrid?

Tipos de cubiertas industriales

1)    Cubierta sándwich in situ

La cubierta de sándwich in situ también conocida “doblado de cubiertas” (se puede doblar la nueva sobre la existente salvo las cubiertas de fibrocemento) se caracteriza por ser montadas encima de la cubierta existente. Se instalará primero una chapa encima de esa cubierta y a continuación, se montará una nueva cubierta.

¡Muy interesante!  FriLuz, la mejor empresa de aire acondicionado en Almería

Estas dos chapas son de acero galvanizado separadas por perfiles conocidos  como omega, además de tener propiedades aislantes de fibra de vidrio.

Las ventajas de este sistema de cubierta es su aislamiento térmico que evitará pérdidas de calor y de frío en el interior de la nave permitiendo un ahorro energético y económico importante para la empresa. Y por supuesto, no olvidemos también el aislamiento acústico, otro valor añadido a este tipo de cubierta.

Otra ventaja es su acabado interior con buena estética evitando la necesidad de instalar un falso techo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.