5 claves del éxito para los negocios online

Las 5 claves del éxito para los negocios online

La dinámica de los grandes espacios para la venta desde hace unos años es migrar al canal digital, actualmente con más velocidad que nunca. No obstante, no todo el mundo cuenta con ingentes cantidades de dinero para invertir e impulsar este tipo de negocios a golpe de talonario. Para todos aquellos que necesitan crear o hacer crecer sus ecommerce pero no encuentran la financiación necesaria, aquí se presentan 5 claves para el éxito.

Para emprender un negocio online se necesita, en primer lugar, un plan de acción y unos objetivos realistas. Una vez definidos, hay que establecer las pautas con las que conseguir las primeras ventas, ir creciendo y establecerse en el mercado de manera sólida

No obstante, no hay que dejarse engañar, no es tarea sencilla, de hecho, según un estudio realizado por Rebeldes Marketing Online, más del 90% de los ecommerce fracasan antes del primer año. Estas son las cinco claves a tener para mejorar las opciones éxito en un proyecto en internet.

1.      Diseño

La imagen vende, por eso el diseño de una web debe estar bien organizado desde el primer momento y seguir unas líneas estéticas determinadas. Es un factor esencial que conviene dejar siempre en manos expertas, pues será la carta de presentación y la primera impresión que se llevarán los potenciales clientes.

En este sentido, cualquier tienda online mal ordenada, al igual que ocurre con los negocios a pie de calle, generará desconfianza y rechazo. Además, con el incremento del uso de los dispositivos móviles para llevar a cabo las acciones cotidianas, como la compra online, será imprescindible que el diseño sea responsive, lo que quiere decir que se adapte a la perfección a los diferentes formatos: móvil, Tablet… de manera que el usuario tenga una buena imagen y una navegación igual de fácil e intuitiva que si estuviera visitando la ecommerce desde un pc.

¡Muy interesante!  ¿Cómo monetizar RedGage?

2.      Posicionamiento

Si bien la imagen y el diseño es importante, no sirve de nada tener una web visiblemente atractiva y perfectamente organizada que nadie visita. Hay que trabajar en este sentido para que los usuarios, al navegar por la web, la encuentren fácil y rápidamente. Para conseguirlo, hay que centrarse en el posicionamiento en los principales buscadores, como Google. Esto se consigue, a largo plazo y basándose en una estrategia sólida, ofreciendo contenido de calidad.

Se pueden hacer inversiones, pagar por anuncios…, pero al final, lo que permanece es el posicionamiento orgánico, el que se consigue poco a poco, no pagando por aparecer en las primeras posiciones, pues en este último caso, si se deja de pagar, la web de empresa desaparece.

En cambio, ir escalando posiciones poco a poco, a base del posicionamiento de palabras claves que buscan los usuarios relacionadas con el sector en el que se integra la web, eso es lo verdaderamente importante para conseguir resultados duraderos, es decir, hay que aplicar técnicas SEO.

3.      Redes sociales

La clave para hacer crecer un negocio está en aprovechar todas las herramientas disponibles, y no hay duda alguna de que, en la actualidad, las redes sociales son de las más potentes. Desarrollar una buena estrategia de marketing en estos canales, orientada a los perfiles de los potenciales clientes para la compañía, ayudará a crear comunidad y atraer usuarios hasta la web, aumentará las posibilidades de ventas.

4.      Fidelización

Si es importante atraer clientes, mucha más lo es convertirlos en fieles seguidores y consumidores de la compañía para que vuelvan a comprar en el futuro, siempre que lo necesiten. En el caso de la web, es necesario que los emprendedores detecten las necesidades de los usuarios que no cubren otros negocios y ofrezcan las soluciones.

¡Muy interesante!  Cajas de madera: La importancia del embalaje a la hora de transportar mercancía

5.      Atención al cliente

Directamente relacionado con el punto anterior, son muchos los consumidores que valoran tan positivamente este aspecto que están dispuestos a pagar un poco más, si es necesario, para recibir una atención personalizada de calidad. En caso de que esta sea insatisfactoria, no volverán a comprar.

En este apartado, destaca la guía y acompañamiento durante todo el proceso de compra a través de diferentes canales, como el mail, el teléfono, los chats…, pero también contar con un excelente servicio postventa. De esta forma, los clientes quieren ser atendidos con las mismas energías y empatía que se ponen en la venta cuando tienen algún problema, quieren hacer una devolución o poner una reclamación.

Como consumidores, conocen sus derechos y están cansados de esas compañías que les ponen trabas cuando necesitan ser atendidos. Ya sea por una mala gestión, algún problema con el producto o servicio, o simplemente cuando quieren ejercer la opción de desestimar la compra dentro de los plazos establecidos por ley devolviendo el producto y accediendo a la devolución de su dinero, deben ser atendidos correctamente.

Aunque, como cabe suponer, el éxito de un negocio online depende de muchos factores, estas cinco claves harán que sea más fácil hacerse un hueco en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.