Figuras de foam para mejorar la psicomotricidad infantil

Figuras de foam y su papel para mejorar la psicomotricidad infantil

El desarrollo de la psicomotricidad es fundamental a edad temprana, esto debido a que dicha habilidad tiene relación con las capacidad motrices, agilidad, movimientos finos, coordinaciones e incluso inteligencia. Por ello es que resulta muy importante trabajar en su desarrollo en etapa infantil.

Aquí te contaremos cómo el uso de figuras de foam de ofidecoeducativos.es puede ser una buena forma para trabajar la psicomotricidad infantil. Así, podrás ayudar a tu pequeño o a tus alumnos, si eres maestra, a tener mejores habilidades y capacidades motrices mientras se divierten.

¿Por qué es importante desarrollar la psicomotricidad infantil?

Trabajar la psicomotricidad infantil es fundamental para un niño porque ayuda a desarrollar habilidades motoras básicas, mejora la coordinación, el equilibrio y la percepción espacial. Además, fortalece la confianza y la autoestima de los niños, y les brinda una base sólida para su desarrollo físico y emocional futuro. 

De igual forma, la psicomotricidad también juega un papel clave en el aprendizaje y el desarrollo cognitivo, y puede mejorar la atención y la memoria a largo plazo. En otras palabras, trabajar la psicomotricidad es fundamental para el bienestar y el desarrollo integral de los niños.

¿Qué son las figuras Foam y cómo ayudan a la psicomotricidad? 

Las figuras de espuma o foam son juguetes y materiales de terapia que se utilizan para mejorar la psicomotricidad infantil. Estas figuras suaves y ligeras se pueden manipular, cortar, pegar y moldear de muchas maneras diferentes, lo que las hace ideales para ejercicios que desafían la coordinación, el equilibrio y la fuerza muscular.

¡Muy interesante!  Fastgast: Helio, N20 y CO2 a precio de mayorista

Además, el trabajo con las figuras de espuma también puede ayudar a mejorar la concentración, la percepción espacial y la memoria visual, y a desarrollar habilidades sociales y emocionales, como la empatía y la resolución de conflictos. Pero eso no es todo, las figuras Foam también son muy divertidas y atractivas.

Con dichas figuras los niños podrán aprender a menar sus manos y sus dedos con mucha mayor precisión y finura. También hará que controlen la fuerza y la resistencia de sus músculos prolongando los movimientos ejercidos.

Por último, vale la pena mencionar que las figuras de Foam son una buena forma de estimular los sentidos. El tacto gracias a la textura, la vista con los colores e incluso el olfato con el aroma del Foam con fragancia son algunos sentidos que se pueden ejercitar con estas figuras.

¿Cómo usar las figuras de Foam?

La forma más sencilla para utilizar las figuras de Foam es implementar dinámicas o actividades lúdicas con estas. Por ejemplo, ponerte creativo y hacer un par de juegos con figuras de Foam para que sea divertido el utilizarlas, así como más atractivo. Otra buena forma de hacer uso de las figuras de Foam es dejar algún tipo de tarea que implique el usar tanto la creatividad e imaginación como las figuras de espuma. Por ejemplo, pedirle al niño que haga una figura de un animal con Foam es una buena forma de implicar el uso de estas figuras con la motricidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.