todo sobre la producción del hidromiel

¿Qué debes saber si quieres producir tu propio hidromiel?

Famosa en la cultura escandinava y europea, se cree que el origen de la bebida alcohólica fermentada hidromiel está en la China antigua de hace 7,000 años antes de Cristo. Esto hace que sea una de las bebidas alcohólicas más antiguas del mundo.

Preparar hidromiel es muy sencillo, solo se requiere de una mezcla de agua y miel, un poco de levadura y paciencia para que esta fermente. Si quieres preparar hidromiel en casa es mejor que conozcas estos consejos que valhallahidromiel tiene para ti ¡Así podrás tener la mejor bebida ancestral!

Proporción agua y miel

La receta de hidromiel es relativamente simple pues solo requiere de agua y miel mezclada con levadura para fermentar el azúcar en la miel y convertirla en alcohol. De acuerdo con expertos, la proporción de agua y miel influirá en el alcohol final en la bebida.

Entre más azúcar tenga la mezcla, más alcohol producirán las levaduras por la fermentación de la misma. Lo normal es que cada botella de hidromiel tenga entre 10 y 12% de alcohol, aunque existen opciones que ofrecen hasta un 18% de alcohol según la escala de graduación alcohólica.

La calidad de la levadura

Otro de los puntos que se debe de tomar en cuenta es la levadura que se va a utilizar. Generalmente, se hace uso de levadura convencional de la que se utiliza en la producción de cerveza, aunque claro, existen opciones que hacen uso de levaduras salvajes o de otro tipo.

La calidad de la levadura debe ser la mejor para garantizar que el proceso de fermentación sea el adecuado y se obtenga el mejor alcohol. Según las proporciones, cada 250 gramos de miel diluidos en 10 litros de agua producirán el equivalente a 1% de grado alcohólico.

¡Muy interesante!  La diferencia fundamental entre una empresa consolidada y una startup

Proceso de preparación

Para que la calidad de la hidromiel sea la mejor y se produzca la fermentación es necesario cuidar cada etapa del proceso. Se deben de esterilizar cada uno de los utensilios para evitar que los microorganismos dañen el proceso.

También se debe esterilizar el mosto, esto comienza calentando el agua a los 50 grados y añadiendo la miel a esta temperatura, así como algunas infusiones para darle más sabor. Una vez mezclado el mosto debe seguir calentándose hasta que este hierva por 10 a 15 minutos esterilizando el mosto y ayudando a que las ceras y proteínas de la miel se puedan retirar para crear hidromiel más clara.

Embotellado

El proceso de embotella de hidromiel es muy importante para garantizar que esta bebida alcohólica se mantenga en mejor estado por más tiempo. Embotellar en botellas que no han sido esterilizadas puede añadir microorganismos a la bebida haciendo que se vuelva a fermentar cambiando su sabor, composición y calidad.

Además, también es muy importante cuidar la forma en la que se resguarda la hidromiel, esto debido a que el sol y calor pueden oxidarla. De esta forma se logrará tener la mejor hidromiel con la calidad misma de los antiguos vikingos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.